18,99 €
inkl. MwSt.
Versandfertig in 2-4 Wochen
9 °P sammeln
  • Broschiertes Buch

Uno de los grandes problemas de la infinidad que existe, referente a la escasa cultura de la lectura en México es la poca promoción de actividades de sensibilización a la lectura. Me refiero desde luego a las instituciones oficiales que por antonomasia le corresponde realizar todo lo referente a esta área. Por lo mencionado a priori, al no existir espacios o escaparates donde los niños y jóvenes puedan dar a conocer su gran creatividad e imaginación, simple y sencillamente la sociedad deja de evolucionar para quedar en el oscurantismo, como en el Medioevo. En esa patética pasividad, a los …mehr

Produktbeschreibung
Uno de los grandes problemas de la infinidad que existe, referente a la escasa cultura de la lectura en México es la poca promoción de actividades de sensibilización a la lectura. Me refiero desde luego a las instituciones oficiales que por antonomasia le corresponde realizar todo lo referente a esta área. Por lo mencionado a priori, al no existir espacios o escaparates donde los niños y jóvenes puedan dar a conocer su gran creatividad e imaginación, simple y sencillamente la sociedad deja de evolucionar para quedar en el oscurantismo, como en el Medioevo. En esa patética pasividad, a los niños se les coarta la posibilidad de seguir desarrollando a su máxima capacidad su creatividad. Una vez analizado profundamente durante muchos años y como docente de la Primaria "Josefa Ortiz de Domínguez", de Palenque, Chiapas; México; vi que existía la necesidad imperiosa de hacer realidad todas las actividades del gran proyecto cultural visionario, pero cultura en el amplio sentido de la palabra; que inicié hace aproximadamente veinte años, y precisamente la publicación de la presente obra que contiene las producciones literarias de alumnos de primaria y secundaria, solo es uno de los elementos cristalizados del proyecto. Pero enfatizo algo, no solo es suficiente realizar todo lo mencionado a priori, sino debe existir la necesidad imperiosa de ser filántropo para realizar todo aquello que para la gran mayoría de los entes lo tienen concebido como imposible, es decir; su chip ya se lo programaron para que piensen y actúen como tal. Es nuestra responsabilidad evitar a toda costa que esto le ocurra a las nuevas generaciones.